RUBEN LUCIA

Y CUANDO TODOS CALLARON …HABLÓ JACOBO. ….por Rubén Lucía

Y CUANDO TODOS CALLARON …HABLÓ JACOBO.
Los invito a leer con cuidado, el capítulo 15 de Los Hechos de los Apóstoles, desde el versículo 1 al 35, donde se relata lo que ocurrió en El Concilio de Jerusalén.
Podemos observar, que se mencionan cuatro encuentros. En el versículo 4 participan la Iglesia, apóstoles y ancianos; en el verso 6, apóstoles y ancianos; en el 12, toda la mul titud, y en el 22, apóstoles, ancianos y toda la multitud. En la última reunión, ya habían intervenido varias personas: se menciona a los apóstoles Pedro y Pablo defendiendo una posición, y por otro lado, a un grupo de hermanos que defendían la postura opuesta. Llegó el momento en el cual, al parecer, estaba todo dicho, porque todos callaron, y en ese momento…habló Jacobo. Hizo lo más importante; dijo lo que había que hacer y có mo se debía hacer. Después se decidió como se iba a llevar a la práctica lo acordado, pero lo que el propuso, quedó firme.
La intervención del hermano de Nuestro Señor, diciendo la última palabra, deja una ense ñanza muy importante, para pastores y miembros de iglesias, aunque la enseñanza tam bién la podemos aplicar en la vida cotidiana.
Tengo algunos años de creyente, estuve en varias congregaciones, y en algunas de ellas he participado del pastorado. No soy partidario de consultar todo a la iglesia; para gobernarla debe haber Ancianos y Diáconos reconocidos, pero si en algún momento la iglesia debe ser consultada, una vez que los presentes han expuesto su punto de vista, es necesaria la presencia de un Jacobo, alguien que quizás no ha participado del deba te, pero que tenga la autoridad espiritual y moral para decir “conviene que hagamos es to”. Alguien que por conducta y carácter, pueda escuchar las opiniones de todos, y des pués, decir la última palabra.
Rubén Jorge Lucia