ADRIAN MALLA

DIVISIONES ………por Adrián Malla

Leopold Kronecker, matemático alemán, hijo de un comerciante judío, que con el tiempo se convertiría al cristianismo, dijo sobre la matemática “Dios hizo los números enteros, el resto es obra del hombre.”

Me pareció correcta presentar esta apreciación para comenzar este mensaje. Y lo podemos ver en este ejemplo matemático de números enteros

1000 + 1000= 2000; 1000 x 1000= 1000000; 1000 – 1000= 0; 1000/1000= 1.

Bueno en realidad no es para llegar a ser un científico estas cuentas.

Pero me llama la atención los resultados y me gustaría que lo viéramos estos resultados como si fuera una asamblea:

SUMAR: implicaría un crecimiento constante pero pausado

MULTIPLICAR: podría decir que es un crecimiento explosivo con una iglesia con propósitos firmes.

RESTAR: el lamentable cierre por distintos motivos de asambleas ciegas, sin objetivos o sin incentivos para que otros puedan tomar la responsabilidad en el ministerio. Iglesias donde las actividades que se efectúan son humanas y no espirituales.

DIVISIÓN: me llamó la atención el resultado: UNO ¿Qué podemos decir al respecto? Que es la presencia del ego en una persona que desea tener la autoridad sobre la iglesia.

El Señor Jesucristo en su divina sabiduría hizo una pregunta a sus discípulos:

Mateo 16:15-19 15Él les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? 16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. 17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

¿Simón Pedro había entendido plenamente el mensaje para dar la respuesta correcta? En realidad no fue así. Sino que se tenía que presentar la revelación Celestial para que todo ese maravilloso grupo de discípulos – apóstoles pudieran reconocer uno de los mensajes centrales del comienzo de la iglesia, inclusive Judas Iscariote lo escuchaba.

Entrado en el tema veamos lo que dice la Real Academia Española sobre lo que es la división.

DIVISION: SU SIGNIFICADO

  • Separación o partición de un todo en partes o en grupos.
  • Reparto entre varias personas.
  • Desacuerdo, desunión o enfrentamiento entre personas.
  • Desunir, sembrar discordia
  •  
  • ¿POR QUE SE PRODUCEN LAS DIVISIONES?¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo? Encontramos acá cuatro personas mencionadas, los quizá decían:Otros decían “¿Viste ese joven que vino? Creo que se llama Apolos ¡Y tiene una elocuencia para hablar! Y encima fue preparado por aquel matrimonio Priscila y Aquila”Otros decían: “Yo soy de Cristo. No nos podemos juntar con los otros. ¿Qué los gentiles se salvan? ¡No puede ser! ¿Seguir la ley? ¡No! Nosotros solo seguimos a Cristo”

 

  • No obstante esto Pablo da tres preguntas retóricas
  • Otros eran muy rectos y dogmáticos con las tradiciones tal es así que decían: “Yo soy de Cefas – nada de Pedro ni de Simón – él sí tiene un ministerio entre nosotros los judíos. La ley ante todo es lo que Dios nos estableció”.
  • “Me encanta que los gentiles conozcan al Señor por eso sigo a Pablo ¡Qué poder de Palabra!”
  • Muchos piensan que “iglesias eran las de antes” pero como decía Samuel Pérez Millos “si crees que nunca paso en la iglesia lo que sucede en la actualidad, fíjate en lo que sucedía en la iglesia primitiva”
  • 1 Corintios 1. 10-13 10 Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. 11 Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay entre vosotros contiendas. 12 Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. 13 ¿Acaso está dividido Cristo?
    1. ¿Está Cristo dividido? Pablo promueve la unidad absoluta de la iglesia de Corinto. No se puede dividir el cuerpo del Señor. Él les hace mirar la cabeza de la iglesia porque honra al Señor.
    2. ¿Fue Pablo crucificado por vosotros? ¡Qué absurdo! Pablo dice si creen en mi nunca hubiesen sido salvos. La iglesia no está fundada en hombres pecadores sino en el que murió en la cruz. En el que derramó su sangre. En el que resucitó. Pablo les gritaba a sus hermanos: “¡No iglesia de Corinto, no me sigan a mí porque solo soy un vil pecador redimido!”
    3. ¿Fuisteis bautizados en el nombre de Pablo? El bautismo significa que uno se identifica completamente con la persona en cuyo nombre se bautiza. Si se llegan a parecer a mí no serían nada, pero cuando uno se toma de la mano del Señor y le sigue les puedo decir “Sean imitadores de mí, así como yo de Cristo” Pablo escribiría: 1 Corintios 3.9 Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios. Pablo no tomó esa óptica sino que enfrentó el problema. Claramente les menciona las tres situaciones que se presentan en una asamblea que puede producir divisiones y que netamente es producto del ego carnal mientras que la verdadera iglesia es espiritual.¡Qué triste es ver hermanos discutiendo sobre lo que está bien o mal a su propio criterio y no al criterio divino!¡Cuánto debemos pensar en cada una de aquellas personas que no han creído en el Señor y que nuestra niñez espiritual sólo produce un rechazo a la Palabra que es viva y eficaz!En definitiva debemos orar para que en la iglesia del Señor deje de existir estas competencias y nos sometamos ante la poderosa mano del Dios y sigamos su palabra que nos dice en Romanos 12: 9-10 El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno. Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.
    4. ¡Qué lamentable es observar que muchos pueden irse al infierno mismo por nuestra falta de humillación ante la persona del Señor!
    5. ¡Qué tristeza es observar cómo las divisiones se van transformando en uno de los peores testimonios para los inconversos!
    6. Definimos las tres emociones que nos presenta el apóstol como que los celos son una respuesta emocional que surge cuando una persona percibe una amenaza hacia algo que considera como propio. Mientras que la contienda es una pelea, riña, una discusión y por último la disensión es las diferencias entre varias personas en los pareceres o en los propósitos.
    7. Muchas asambleas participan de estas situaciones y muchos líderes lo dejan pasar como diciendo: “Ya se le pasará. Oremos por esa persona”.
    8. 1 Corintios 3:3 porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?
    9. Entonces Pablo les comienza a manifestar que una división es producto de los egos de los hombres. Y eso es el producto de la carnalidad que vivían en Corinto.

El mundo en que está inmersa la iglesia del Señor se encuentra vapuleada por la falta de comunicación, la falta de interés, las opiniones no alcanzadas a dar en su totalidad porque las interrupciones son constantes. No hace falta más que observar distintos programas de televisión sobre entrevistas que cada uno tiene su opinión, lo cual es bueno, pero nunca dejan que terminen la opinión para llegar a un consenso en el tema que se está abordando.

Las mismas situaciones de desavenencias ya estuvieron en la iglesia primitiva en cuanto a lo espiritual y la iglesia actual no puede quedar afuera de ello por cuanto todos somos pecadores redimidos pero la carnalidad de nuestras vidas aflora en muchas oportunidades.

Para ello me enfocaré dos situaciones que sucedieron y suceden en las iglesias y que pueden llevar a las divisiones a pesar que existen muchas más situaciones que afecten a la iglesia.

En muchas oportunidades se observa diferencias en los hermanos y algunos, tomándose de estas diferencias tratan de hacer como decía mi abuela un “ranchito aparte” porque tienen diferencias en los criterios para llevar adelante una congregación.

Y esto se demuestra en la forma de interpretar las Escrituras.

Algunos dicen hay que volver a la iglesia primitiva haciendo cultos casa por casa y la iglesia va perdiendo hermanos que se congreguen porque los mismos están en esas células. Toda célula es buena si es direccionada desde la iglesia no desde la casa de alguien en particular.

Pero cuando los responsables de la obra desean participar aparecen los Diótrefes. Hermanos que se adueñan de la obra del Señor

Dice por ejemplo 1 Juan 1.9-10 9 Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe. 10 Por esta causa, si yo fuere, recordaré las obras que hace parloteando con palabras malignas contra nosotros; y no contento con estas cosas, no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe, y los expulsa de la iglesia.

Muchos desean tanto ser reconocidos que forman su propio culto a imagen y semejanza de ellos, con el agravante que pueden llevar a muchos hermanos a alejarse de la iglesia por preferir esos cultos.

Son aquellos que son murmuradores de las autoridades establecidas en la iglesia por diferencias más bien personales que de otra índole.

Diótrefes tenía esta característica no recibía a los hermanos y tomaba autoridad sobre otros que sí deseaban recibirlos directamente expulsándolos de la iglesia.

Ellos se encuentran inmersos en aquella frase de Filipo de Macedonia que dijo “divide y vencerás”, pero más tarde se toma como “divide y reinarás”

Me gustaría contemplar la división porque no se habla la misma doctrina

1 Timoteo 1.3 Como te rogué que te quedases en Efeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina,

Si hay algo que debe defenderse a lo sumo. Aún hasta la última gota de nuestra sangre, a los cual no hemos, llegado aún, es la defensa de la Sana Doctrina.

Es sumamente importante la enseñanza de la Palabra de Dios conforme a la edad de creyente y no de acuerdo a la edad vivida.

Muchas veces estas situaciones provocan que los que deben comer papilla por ser recién convertidos se le provea manjares y se desalienten. O brindar papillas a los que ya deben gastar sus energías en el ministerio lo cual también desalienta.

Muchas veces se enseña falsas doctrinas por desconocimiento. El hombre de Dios debe estar preparado para presentar defensa, preparado para toda buena obra. Pero si no lo capacitamos nunca llegará a crecer en el camino del Señor.

Muchas personas no estudian la Palabra sino que solamente bajan de Internet un mensaje y eso es lo que consumen y hasta, muchas veces, lo manifiestan en público sin saber siquiera cuál es la doctrina que sigue la persona que escribió ese mensaje o la iglesia a que asiste.

Debemos los mayorcitos espirituales comprender que Dios nos ha colocado sin ser ancianos o diáconos para ayudar a nuestros hermanos más jóvenes en las primeras armas. Alentar a los que comienzan el ministerio, pero también a sentarnos a su lado para explicarles con claridad los errores doctrinales que puedan tener.

Si el Señor Jesucristo nos dejó ejemplo de sentarse con su pueblo o con un gadareno o con el necesitado ¿Por qué nosotros no lo hacemos?

Debemos cada día enseñar más y más que toda la Escritura es inspirada por Dios y toda la Escritura es útil. Enseñar que los hermanos deben dar consejos santos que solo se pueden brindar con el conocimiento de la Palabra de Dios y nunca con nuestros pareceres humanos.

La gran pregunta entonces es ¿Quién causa las divisiones? Podemos sintetizar en un pequeño bosquejo lo que dijo el Señor Jesucristo referente al actuar del enemigo de las almas y Su Sublime Persona

Juan 10.10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

  1. ¿Qué quiere hurtar?
    1. Si no tuviéramos algo importante el ladrón no viene
    2. El desea hurtar
      1. La comunión
      2. El amor entre hermanos
      3. La unidad
      4. La libertad de opinión pero sujetos a la Palabra
  2. ¿Qué desea matar? Un muerto no se mueve
    1. El testimonio
    2. Las relaciones entre hermanos
    3. El deseo del servicio al Señor
    4. Que con nuestra actitud muchos no acepten al Señor
  3. ¿Qué desea destruir?
    1. La Obra del Señor
    2. El criterio o doctrina bíblica
    3. El ánimo pronto
    4. La paz en la iglesia

Podemos entonces preguntarnos ¿En qué nos equivocamos? En que el Señor Jesucristo dijo yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

El sentido de su venida es que nuestra vida provoque un cambio rotundo. Que lo reconozcamos en cada actividad que hagamos, en cada actitud que tomemos o en cada decisión que debamos tomar.

Nos equivocamos por lo menos en tres cosas de acuerdo al pasaje de Mateo 16.13 al 18.

  1. En no reconocer a Jesucristo como nuestro Señor. No le damos la primicia de nuestras vidas.
  2. En considerar a otros ministerios como mejores en vez de luchar por provocar los cambios en nuestra asamblea libre de críticas malintencionadas.
  3. En creer que es “MI IGLESIA” separada de los mandatos del Señor y NO “SU IGLESIA” poderosa, inmaculada y eterna.

Me sigo preguntando: entonces cuando estamos en esta situación ¿Qué debemos hacer?

Pedro, aquél que lo reconoció como el Hijo de Dios viviente, aquel que dijo ¿A quién iremos? Aquel que dijo daría su vida pero también aquel que lo negó, dejó escrita la solución para evitar divisiones

1 Pedro 5.6-7 6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; 7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

Una persona humilde será exaltada en los tiempos del Señor sin necesidad de provocar divisiones. Una persona humillada ante la persona del Rey de reyes será tenida en cuenta para que la gloria de Dios se manifieste en las personas que le escuchen porque el siervo refleja la imagen del Señor y todo lo que hace es dando el ejemplo de una vida victoriosa en el Señor

Que el Señor les bendiga.

 

Harry Adrian Malla

La Rioja – Argentina

hamallae@hotmail.com