ADRIAN MONTES

NUESTRA VICTORIA EN CRISTO …Por Adrián Montes (Bahía Blanca- Bs As)

El 11 de noviembre a las 11 horas de 1918 culminó oficialmente la Primera Guerra Mundial (día 11, mes 11 a las 11 horas). La crueldad de los hombres había llegado a extremos nunca vistos hasta entonces. Participaron todas las grandes potencias de la época. Setenta millones de militares fueron movilizados y murieron nueve millones de combatientes. Por ello, aquel 11 de noviembre, fue un día de grandes festejos. Pero un dato curioso demuestra la insensatez de los hombres. El armisticio fue firmado a las 5 de la mañana de aquel día. En el mismo las potencias derrotadas se comprometían a retirar sus hombres de los territorios ocupados. No obstante, hasta las 11 de la mañana continuaron los combates. Aquellos soldados que murieron durante el transcurso de esas 6 horas fallecieron por nada, dado que la guerra ya había sido resuelta. Más tarde, este hecho, motivaría diversas investigaciones. La pregunta era obvia ¿Por qué los generales que sabían que la guerra ya había culminado siguieron mandando a sus hombres al combate? Pero, claro, ¿Quién se atrevería a cuestionar a los comandantes que llevaron a sus ejércitos a la victoria? Lógicamente, durante esas horas no murió ningún oficial de alto rango.
Muchas veces nosotros mismos podemos hallarnos luchando en una guerra cuyo resultado ya ha sido acordado. En la primera epístola de Juan hallamos un texto que ha de servir como base al presente estudio: “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?” (1 Jn. 5:4-5).

Enemigos derrotados:

SunTzu, fue un famoso general chino que vivió entre los años 544 a.C. a 496 a.C. y escribió un manual de estrategia militar conocido como “El Arte de la guerra”. Allí señaló: “Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas, nunca saldrás derrotado. Si eres ignorante de tu enemigo pero te conoces a ti mismo, tus oportunidades de ganar o perder son las mismas. Si eres ignorante de tu enemigo y de ti mismo, puedes estar seguro de ser derrotado en cada batalla”. La Biblia nos advierte acerca de enemigos concretos que atentan contra nuestra vida de comunión y servicio al Señor: “Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo” (1 Jn.2:16). Hay un enemigo externo: “el mundo” que cuenta con tres aliados que pujan en nuestro interior: “los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida”. Conocer al enemigo así como sus medios nos brindará las herramientas para la victoria. Un triunfo que no es nuestro sino de Cristo.
El mundo, en este caso, no es el planeta sino un sistema perverso organizado y direccionado por Satanás. Él es llamado el “príncipe de este mundo” (Jn.12:31). El apóstol Pablo indicó: “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” (Efesios 2:1-2). Según este texto, todos alguna vez vivimos dominados por el pecado influenciados por:

  1. La corriente de este mundo. El pecador se encuentra cómodo entre sus pares. Siguiendo las modas y conductas del momento. Sin hacer demasiados cuestionamientos a la sociedad que le rodea. Los periodistas, por ejemplo, son capaces de hacer un correcto análisis de las cuestiones políticas y sociales pero a su vez muchas veces promueven conductas que la Biblia califica como pecado.
  2. Conforme al príncipe de la potestad del aire. Esta frase indica que el ámbito de acción de Satanás y sus demonios es este mundo. Su intención ha es clara. El Señor la describió diciendo que el pretende “Robar, matar y destruir”. La acción del Espíritu Santo y la presencia de la auténtica iglesia de Cristo refrena la maldad (2 Tes.2:7). Pablo presenta entonces un cuadro terrible. Los incrédulos están siendo influenciados y conducidos por la presencia malévola de Satanás y sus demonios. Estos son los auténticos promotores del pecado. Capaces de crear un sistema, una corriente, una atmósfera moral, que pervierte a la humanidad y la destruye. Ellos están detrás de la codicia, la maldad, la inmoralidad, los crímenes, las herejías, toda forma de violencia, la hechicería, las drogas, la mentira, y las armas. Ahora bien, su acción no niega ni anula la responsabilidad del hombre ante el pecado.
  3. El espíritu “que ahora opera en los hijos de desobediencia”. Esta expresión es consecuencia de la anterior. Satanás está obrando, dominando a los incrédulos. Viendo este principio detenidamente encontraremos que, en primer lugar,  puntualiza que su acción se limita al presente (ahora). Esto indica que habrá un momento cuando tal influencia cesará. La Biblia enseña que finalmente Satanás será derrotado y castigado por la eternidad por su maldad. En segundo lugar la expresión también apunta a la responsabilidad humana ya que califica a los incrédulos como “hijos de desobediencia”. El hombre se ha rebelado contra Dios y consciente o no se somete a una esclavitud denigrante, destructiva y maligna. Rechaza a Dios y se entrega al pecado. Un dicho español dice: “Quien le da las espaldas a Dios le da la cara al diablo”.

Es menester recordar que los hermanos que integraban la iglesia a la cual dirigió estas palabras eran de origen gentil. Aislando el texto de su contexto, podríamos llegar a pensar que Pablo está diciendo a los gentiles: “Uds. vivían de esa manera”. Los judíos menospreciaban a los gentiles descalificándolos constantemente. No obstante, Pablo no se excluía de semejante realidad ya que renglón seguido agrega: “entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás” (Ef.:3). Ni los inmorales paganos ni los rigurosos judíos estaban exentos de esta situación. Esto, desde ya, estas palabras están en plena concordancia con las Escrituras: “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Ro. 3:23).
Estos versículos de la epístola a los Efesios también agregan un concepto más y el mismo es que los creyentes han sido salvados de semejante sistema perverso. La frase que ahora nos interesa es la primera: “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo”. Observamos tres verbos y todos en pasado: “dio, estabais, y anduvisteis”. Del primero de ellos dependen los dos restantes. Es decir, si Dios no nos hubiese dado vida en Cristo aún estaríamos viviendo y andando según nuestros delitos y pecados. La realidad del creyente es totalmente distinta a la del incrédulo. Hemos sido librados del pecado y del sistema mundano que Satanás comanda. ¿Significa esto que el creyente ya no puede incurrir en el pecado? No, el apóstol Pablo reconoció esta lucha personal y constante contra su pecado personal (Ro.7:14-25) pero a su vez añadió: “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús”. Esta posibilidad no es una licencia para pecar ya que Pablo agrega: “los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu” (Ro.8:1). Por tanto, en Cristo es posible obtener la victoria sobre el pecado coincidiendo de este modo por lo argumentado por el apóstol Juan (1 Jn. 5:4-5). Cuando luchamos contra el  pecado nos hayamos como aquellos combatientes de la primera guerra mundial, peleando cuando la guerra había concluido. En Cristo tenemos la victoria.

Derribando murallas:

En la antigüedad, la mejor defensa contra un ejército invasor era una gran muralla. Cuanto más alta y fuerte fuera la muralla, más segura sería la ciudad. Esto fue válido hasta la invención de las armas de fuego. La pólvora fue inventada en china e inicialmente fue utilizada para los fuegos artificiales. Con el correr del tiempo se le encontró una aplicación militar. Así se crearon las primeras armas de fuego y estas se utilizaron para destruir los muros defensivos de las grandes ciudades. Las murallas pueden ser destruidas. El apóstol Pablo indicó: “porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (1 Co. 10:4-5). El apóstol Pablo indica en este versículo que ante la Palabra de Dios, los hombres se refugian en auténticas fortalezas cuyos muros no son de piedra sino de todo tipo de argumentos e ideas. Ante cada afirmación bíblica encontraremos un muro de argumentos opuestos. Pero Pablo conocía la pólvora. Veamos algunos principios puntuales:

  1. La armas de nuestros enemigos son explicaciones o argumentos que no se fundamentan en la verdad porque esta, desde ya se encuentra únicamente en la Palabra de Dios. No existe argumento que pueda oponerse a la Palabra de Dios. Es más, es posible haya quien rechace con persistencia la Palabra de Dios aferrándose a la “seguridad” que le brinda su ideología o filosofía de vida. No obstante, un día será confrontado por Dios ya que el Señor dijo: “El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero” (Jn. 12:48). Entonces no habrá argumento que pueda contradecir la autoridad de Dios y de su Palabra.
  2. En segundo lugar el apóstol debela la fórmula de la pólvora para que nosotros podamos defendernos: “las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios”. No combatimos a las ideas opuestas con argumentos surgidos de nuestra imaginación sino a través por medio del poder de Dios. Pablo está indicando que ante un problema de índole espiritual la respuesta debe ser espiritual.

Los historiadores discuten sobre cuando se utilizaron los primeros cañones para atacar a las ciudades amuralladas. Bien podemos imaginar la sensación de seguridad que sentían los habitantes de una gran ciudad. No había ejército que pudiera destruir las murallas, pero entonces, un atronador ruido, seguido por otro y otro. Burdos proyectiles redondos de hierro o piedra golpeaban los muros, haciendo mella en los mismos. De pronto, parte del gran muro se derrumbó y el ejército invasor ingresó en la ciudad. Aquella sensación de seguridad culminó drásticamente. Del mismo modo,  los argumentos más poderosos de los hombres se levantan son como tremendas murallas pero de pronto, la luz del evangelio puede derribarlas tal como la bala de un cañón.

Conclusión:
Hemos considerado dos aspectos propios de la vida cristiana. Por un lado notamos  que, en relación al pecado, en Cristo tenemos asegurada la victoria. El mayor problema de los Israelitas durante su marcha a través del desierto no fue la escases de agua, la falta de alimentos o los potenciales enemigos. Fue Dios quien se encargó de protegerlos y cubrir sus necesidades básicas. Su mayor dificultad fueron ellos mismos y su tendencia a adoptar los ídolos que habían conocido en Egipto. Su propio pasado, su tendencia al mal fueron su principal obstáculo. No lo juzguemos porque nuestra lucha y tendencia es la misma. Ante tales batallas recordemos que en Cristo tenemos la victoria.
En segundo lugar hemos visto que los hombres levantan fortalezas argumentales para defenderse de la Palabra de Dios. Tales muros no son indestructibles sino, por el contrario, recordemos que contamos con la poderosa acción de la Palabra de Dios y la obra iluminadora del Espíritu Santo.
Estos son dos aspectos fundamentales propios de la vida cristiana. Por un lado las herramientas necesarias para vencer al pecado y por otro los medios necesarios para testificar. Por tanto tenemos la posibilidad de anunciar la salvación a través de nuestros hechos y a través de nuestros dichos. En tanto que estemos aquí, esta es nuestra misión, esta nuestra oportunidad.

FABIAN LOURENZO

GUARDANDO LA SANTIDAD Por Fabian Lourenzo (Viedma-Río Negro)

2 Timoteo 1:14, 2:4
        Mateo 6:8,9; El Padre nuestro proyecta una mirada hacia arriba, poniéndonos frente a frente con el trono del Padre que mora en los cielos; al elevar nuestra alma hasta la presencia de Dios, nos encontramos allí con una de las más distinguidas características de su persona. “LA SANTIDAD”.
El llamado a santificar el nombre de Dios va en armonía con innumerables referencias a la santidad de Dios, tanto en el antiguo como en el nuevo testamento.
LA SANTIDAD RESIDE EN LA NATURALEZA DE DIOS;  es esa característica propia lo que lo hace permanecer absolutamente apartado del pecado, Dios, como afirman y reafirman las escrituras, “ES SANTO”. El profeta Isaías escucho y tradujo para nosotros el canto que los serafines entonan en la corte celestial, dicho coral anuncia que Dios es tres veces Santo. Isaías 6:3
Mucho hablamos acerca del “amor de Dios”, y al hacerlo decimos bien y hablamos la verdad, pero para perdida nuestra es muy poco lo que hablamos acerca de su Santidad. No dudamos ni por un segundo en que “Dios es amor”, esta verdad se encuentra plasmada en toda la escritura, y el apóstol  Juan lo expresa literalmente en 1 Juan 4:8, “Dios es amor”, pero conviene fijarnos que las escrituras no registran el trilogo “Amor, amor, amor”,  pero sí el de “Santo, santo, santo”, esto es de suma importancia y debemos considerarlo detenidamente.
El valor práctico que tiene para nosotros este atributo de Dios, la Santidad, nos lleva a pensar no solamente en lo que El es, sino también en lo que nos demanda, pide el más estricto deseo de  santidad en procura de agradarle, sin duda es un requerimiento ineludible para aquellos que llevamos su nombre. “La Santidad es uno de los atributos comunicables de Dios, y sus hijos deben absorberlo a través de sus continuos contactos con El”. Juan 17:17.
        Éxodo 3:5, Josué 5:15; llegarnos a la presencia de Dios demanda Santidad, no es casualidad que tanto a Moisés como a Josué dos elegidos por Dios para guiar a su pueblo, los haya hecho descalzar en su presencia como muestra del requerimiento primordial que exige la Santidad de Dios, despojarnos de todo aquello que es del mundo, que nos contamina y afecta nuestra comunión con Él; Hebreos 12:1 “…despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia…”; la Palabra nos proporciona el remedio llevándonos al conocimiento de la Santidad de Dios, y a mostrarnos sus demandas.
“Sin Santidad no hay comunión sin comunión no hay acceso a su presencia.”
Dios demanda Santidad en el Antiguo testamento a Israel, su pueblo terrenal, Levítico 19:2, y la demanda se renueva en el nuevo testamento a su pueblo celestial, la iglesia, 1 Pedro 1:15-16.
En otra declaración el apóstol Pablo, en su carta a los Hebreos 12:14; les insta a, “Seguid la paz con todos y la Santidad, sin la cual nadie verá al Señor”, tan importante es la Santidad personal que su deficiencia constituye una falla relacional de tal magnitud, que puede llegar a robarnos el éxtasis mismo de ver al Señor y las puertas del cielo abiertas ante nuestras oraciones y encuentros con El; al mismo tiempo puede transformarse en un velo que impide que otros puedan ver y llegar al conocimiento del Señor por medio de nuestro testimonio; no le podremos ver nosotros, mucho menos los demás a través nuestro.
        En el Salmo 93:5 nos dice: “La santidad conviene a tu casa”, cuando oímos la expresión “conviene” inmediatamente la vinculamos a alguna conversación de negocios, o a algún proyecto de inversión a futuro, sea lo que sea estamos escuchando acerca de algo que nos conviene, que merece la pena involucrarse y hacer el esfuerzo que fuere necesario; si estamos dispuestos a hacerlo en cosas terrenales y pasajeras, cuanto más deberíamos hacerlo en lo celestial y eterno.
El salmista comprende este requisito de Santidad y lo expresa de la siguiente manera; Salmo 66:18 “Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, el Señor no me habría escuchado” , podríamos sin duda atribuir esta expresión a su propia experiencia y convicción de pecado, pero justamente porque la Palabra es útil para redargüir, es decir mostrarnos aquello que ofende a Dios es su carácter y requisito de Santidad, ¿porque repetir la desagradable experiencia en nosotros mismos?; asimilemos la enseñanza  y “Acerquémonos, pues confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro”, Hebreos 4:16.
Quedamos entonces debidamente advertidos, sobre nuestro sagrado deber de reflejar en nuestra vida privada y publica el carácter Santo de Dios.
Debemos separarnos de todo aquello que contamina, todas aquellas cosas con las que a diario convivimos, deseos, pasiones, y obras de la carne, de no poner control y freno a esto; la pérdida de comunión solo será el principio de las tremendas pérdidas  que puedo estar acarreando para mi vida.

CESAR RAMOS

CRISTO: LA RAZON DE NUESTRO VIVIR …Por Cesar Ramos (San Salvador-Jujuy)

6 CRISTO ES LA RAZÓN DE NUESTRO VIVIR
Col 4:2-18
Idea Principal: Cuando Cristo es nuestra razón para vivir buscaremos su voluntad, y nos conduciremos sabiamente cumpliendo nuestro ministerio
Propósito: Debe ser Cristo nuestra razón de vivir para que nueva vida esté bien invertida
Introducción: Muchas personas viven para satisfacerse así mismo, o para dar una buena impresión. Cristo es la razón de vivir de sus siervos
¿Cómo llega Cristo a ser la razón de nuestra manera de vivir?

Cuando:
1- CLAMANDO A DIOS PARA CONOCER SU VOLUNTAD Y CUMPLIRLA
a. “Perseverar en oración” vs2-4
b. La oración es la herramienta que Dios a dado a los creyentes para que disponga su corazón para conocer la voluntad de Dios
i. Necesitamos orar para conocer su voluntad y fortalecernos en ella
ii. Para que todas las formas de servicio que hagamos sean aprobadas por él y que nosotros estemos sostenidos en El.
iii. Nuestros servicio será fructífero si están sostenidas en oración
iv. El Señor J.C. no inició nada sin esperar en su Padre en espíritu de oración. Ver Jn 5:19
v. Aún las buenas intenciones deben ser traídas en oración
vi. La oración correcta nos ubica en su voluntad
vii. La oración no nos ha sido dada para cambiar la voluntad nuestra por la suya
viii. Por más que realicemos muchas oraciones, Dios no cambiará su plan soberano Stgo 1:17
ix. La oración sirve para conocer y ubicarnos en su voluntad
x. “Perseverar” sig ser persistentes, aferrarse y no soltarse
xi. La persistencia en la oración sirve para que no olvidemos qué es lo que debemos encontrar y de dónde recibir la fortaleza para obedecer
xii. “con acción de gracias” Tenemos derecho a presentarle nuestras necesidades, pero también el deber de presentarle nuestras gratitudes 1Ts 5:18
_ La falta de gratitud revela un corazón incrédulo e indiferente a Dios
_ El agradecimiento es el terreno por el cual crece el gozo

2- CONDUCIÉNDONOS SABIAMENTE vs. 5-6
a. Sabiduría para no ser partícipes de sus pecados Ef 5:7
i. Sabiduría para mantener buena manera de vivir entre ellos 1P 2:12
b. Usando nuestro tiempo correctamente 4:5
i. El buen uso del tiempo evita el pecado de la pereza
ii. Utilizar cada ocasión donde Cristo sea nuestra razón de vida
iii. Aprovechar cada oportunidad para servir a Cristo

c. Hablando correctamente 4:6
i. Responder correctamente las preguntas acerca de nuestra esperanza 1P 3:15
ii. Proclamar la Palabra de Dios a ellos. He.6:10
iii. Decir siempre la verdad Col 3:9
iv. No hablar mentiras, insultos, malas palabras, Col 3:8
v. La amargura todo le parece mal.
vi. Si Ud. Tiene un enemigo que le está carcomiendo es porque Ud. lo permite en su corazón. No somos responsables por la manera como otros nos tratan, pero sí somos responsables por la manera en la que respondemos.
3- COMPARTIENDO NOTICIAS QUE EDIFIQUEN A OTROS EN CRISTO
4-
Llevando informes de los siervos de Cristo
Característica de los mensajeros
_ Tíquico Su nombre sig “Afortunado”. Fue uno de los convertidos gentiles que Pablo llevó a Jerusalén como representante de las iglesias gentiles (Hch 20:4) Se destacó como compañero confiable de Pablo y un líder responsable porque tuvo que reemplazar a Timoteo y a Tito en diferentes ocasiones (2Ti. 4:12; Tito 3:12). Tuvo la responsabilidad de entregar las cartas de Pablo a los Colosenses, a los Efesios (Ef 6:21) y a Filemón (Filem9)
Onésimo: Esclavo que huyó de Filemón luego de robarle y que en Roma se convirtió en cristiano luego de haber oído y creído en el evangelio de J.C. que le predicó Pablo.Pablo le envía de regreso a Onésimo a Colosas siendo acompañado por Tíquico ya que era demasiado peligroso hacer el viaje solo debido al peligro de los caza- esclavos. Onésimo arrepentido vuelve a su amo Filemón para pedirle perdón y decirle que Él también recibió a Cristo. Los mensajeros de Dios son personas pecadoras perdonadas por Cristo y que viven ahora en la luz y la verdad.
Aristarco: Es el nombre griego de un judío, era uno de los acompañantes de Pablo cuando fue aprendido por una turba en Éfeso (Hch 19:29) También acompañó a Pablo en su viaje a Jerusalén y a Roma (Hch 27:4)
Marcos: Tras perder el visto bueno de Pablo durante algún tiempo, Marcos reaparece aquí como unos de los ayudantes de Pablo 2Ti 4:11
Jesús, llamado el Justo: Pudo ser uno de los judíos de Roma que creyeron en el evangelio
Epáfras: Posible fundador de la iglesia en Colosas; Líder lleno de oración y amor para con sus hermanos. Fiel ministro de Cristo Col1:7
Lucas: Médico y amigo personal de Pablo, que lo acompañó muchas veces en sus viajes misioneros.
Demas: Un hombre que demostró un compromiso sustancial con la obra del Señor, pero que posteriormente desertó por el amor al mundo “Ti 4:9

4. CUMPLIR CON EL MINISTERIO QUE CRISTO NOS ENCOMENDÓ
Arquipo: Lo más posible es que fuera el hijo de Filemón (Flm2) Este mensaje de Pablo es similar a la exhortación a Timoteo 2Ti. 4:5
El Señor Jesús siempre llama a aquellos que escogen que sus vidas sean su razón de vivir.
Conclusión. Si nuestra razón de vivir es Cristo, comenzaremos cada día buscando la voluntad de Dios en oración, viviremos sabiamente como expresión de nuestro compromiso interior y serviremos a Dios ayudando a otros a afirmarse en la fe en Cristo Jesús

LUCIANO PEREZ

MAYORDOMIA(parte1) …por Luciano Pérez

LA MAYORDOMIA
La mayordomía es una de las partes más importantes de la vida cristiana.
La vida cristiana significa la entrega de nosotros mismos y el aceptar a Cristo como nuestro señor y Salvador.
La Biblia dice: Lc 12:42
Y dijo el Señor ¿Quién es el mayordomo fiel y prudente al cual su Señor pondrá sobre su casa, para que a tiempo les de su ración?
INTRODUCCIÓN
El estudio de la mayordomía en los tiempos difíciles que nos toca vivir según 2° Tim 3:2-5
“Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que a Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negaran la eficacia de ella; a ellos evita.”
La palabra nos describe claramente los problemas que muestran a las personas que:
Se aman a sí mismas y a los deleites de la vida más que a Dios y a los demás. Estas personas son orgullosas, rechazan reconocer que Dios es el dueño de todas las cosas y que ellos son los mayordomos de las posesiones de Dios.
Entonces es necesario reflexionar que la buena mayordomía comienza en el reconocimiento que Dios es el dueño de todas las cosas.
Sal 24:1  de Jehová es la tierra y su plenitud, el mundo, y los que en el habitan.
A Él le pertenece todo:
• En este mundo
• Los recursos naturales
• Las riquezas
• Nuestros talentos
• Nuestros tiempos
• Nuestros cuerpos y almas
¿Cómo podemos darle a Dios la posesión de nuestros bienes?
Solamente podemos reconocer y someternos a su dominio con:
• Nuestras fuerzas
• Nuestra inteligencia
• Nuestros talentos
• Nuestras habilidades para adquirir posesiones materiales
Según el diccionario:
Mayordomía es el arte de administrar lo que hemos recibido. Cargo de mayordomo o administrador.
Mayordomo: Cuida de los asuntos de una casa o haciendo, o administra las cuentas y la propiedad de otra persona.
En el sentido bíblico
La mayordomía abarca el servicio a Dios y a los demás e implica nuestra disposición a compartir todo lo que Dios nos haya entregado en su misericordia.
1° Tim 6:18  Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos.
1° Tim 6:19  atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna.
LOS PRINCIPIOS DE LA MAYORDOMIA
Los encontramos en los mensajes del A.T y N.T, no solo como creador sino también como redentor.
Las imágenes bíblicas usadas para hablar de mayordomo o de la mayordomía se realizan en un contexto rural de una vida no tan compleja como lo es en la actualidad.
Sabemos que al aceptar a Cristo nos convertimos en mayordomos porque nos posibilita en ese momento ser sus siervos. Ef 4:11-12 “Y el mismo constituyo a unos, apostoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo”
No decidimos si queremos ser mayordomos o no, nuestra decisión es saber qué clase de mayordomos vamos a ser y de esta mayordomía daremos cuenta en el tribunal de Cristo, entonces, la mayordomía no es opcional, la parábola de los talentos nos enseña en Mt 25:14-30, que cada uno de nosotros debe dar cuenta de cómo hemos usado lo que Dios nos ha dado.
La mayordomía es un estilo de vida de una persona que reconoce y acepta el señorío de Cristo y trabaja en sociedad con Dios siendo esta persona su agente en la administración de sus negocios en la tierra. Sabiendo que la iglesia a sido puesta en la tierra con el solemne encargo de revelar a un mundo perdido la gran obra de la redención por medio de la cual se alcanza la vida eterna.
Nuestro estilo de vida debe reflejar nuestra responsabilidad al Señor.
A la iglesia se le reconoce la más grande e importante mayordomía que se conoció jamás: la salvación, dar a conocer el evangelio al mundo.
La iglesia debe interesarse fundamentalmente en salvar y ganar almas y no por recaudar fondos, sabiendo que el que ha sido ganado para el Señor dará a Cristo todo lo que posee.
1° Co 9:17  El apóstol pablo se sentía responsable de cumplir con la comisión que se le había encomendado.
Si todos los cristianos darían importancia a la mayordomía y su compromiso, el evangelio avanzaría mucho más.
Hermano:
La mayordomía es un privilegio que Dios nos concede para ayudarnos a crecer en amor y vencer el egoísmo y la codicia. Una vida consagrada dará la alegría de dedicar a Dios todo el ser y los dones entregados.
CONTINUARÁ…

DANIEL PEREZ CLIFFE

ACTITUD ………….por Daniel Perez Cliffe

“Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como también Dios os perdonó a vosotros en Cristo. Efesios 4:32 (RVR)

Actitud

Vivimos en tiempos muy violentos, donde la agresividad está a la orden del día. El bullying es una constante entre los chicos del colegio. La violencia en las redes sociales es cada vez más desenfrenada. La agresión de la calle es cada vez peor. Por cualquier motivo alguien se pelea, no importa si tiene razón o no, gritos, insultos, y hasta golpes de puños son la resolución habitual en cualquier diferencia de opiniones.

Estamos cada vez más intransigentes, y perdemos la paciencia con muchísimas facilidad. Aprendimos en casa o en el colegio una forma agresiva de comunicarnos. Palabras fuertes, insultos, agresiones, desvalorización del otro, pellizcones, empujones, a veces golpes son la moneda frecuente de muchas relaciones entre padres, padres e hijos, hermanos, amigos o novios.

Y lo peor es que naturalizamos esta actitud como si fuera normal, incluso dentro de la iglesia. Y esto es muy preocupante, porque Pablo nos está pidiendo que vivamos en una forma totalmente opuesta a la que se propone hoy en nuestra sociedad.

Parece una utopía, pero Dios espera que vos tengas una actitud diferente. Que puedas relacionarte con los demás con tres virtudes.

Benignidad – condición de bueno. Hoy parece que el bueno es tonto, porque piensa en el otro, porque se deja ganar, porque es gentil y amable. Cuando en realidad, es una actitud que tiene Dios mismo. Dios es bueno. Y nos manda que actuemos de la misma manera con nuestros semejantes. No con aquellos que son buenos con nosotros, sino con todos. Ojo. Dios no discrimina, y nos manda que nuestra benignidad sea un hábito de vida, en nuestra relación incluso con aquellos que nos dañan o lastimas.

Misericordia – Amar lo que no merece ser amado. Lo que no es digno de amar. Esta es muy difícil, pero también es lo que Dios hizo con nosotros. Nos amó cuando éramos sus enemigos y vivíamos ofendiéndole con nuestros pecados. Y mando a su Hijo Jesucristo a que muera por nosotros en la cruz. Dios es misericordioso, y nos pide que actuemos igual con aquellos que nos rodean y a quienes nos cuesta amar.

Perdonar – liberar de la responsabilidad de compensar el daño causado. Es una actitud divina que Dios nos manda a tener como habito, porque el primer beneficiado por perdonar es quien perdona. Perdonar te libera, no porque el otro se lo merezca o lo haya pedido. Sino porque te sana la herida del corazón.

REFLEXIÓN – Dios nos llama a tener otra actitud.

.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

MIGUEL CARDONA

SEÑALES de DIOS………..por Miguel Cardona

Trompetas de plata y las señales de Dios.

Lectura:

Números 2; 10:1-10

Introducción: Es el cuarto libro del Pentateuco, lleva este nombre por las repetidas veces que se que se hace mención del numero de los hijos de Israel.

Narra las vicisitudes de los israelitas en su vagar por el desierto de una parte a otra desde el pie del monte Sinaí, hasta que 38 años después estuvieron para entrar en la tierra prometida.

Es una mezcla de episodios históricos y de leyes , que nos muestran:

  • Episodios históricos.
  • Leyes

Que nos muestra la fidelidad de Dios al proteger a su pueblo en los momentos de apuro, asi como los juicios divinos contra la rebelión y la apostasía.

Como libro del canon, integra el Pentateuco, y se termino de escribirse en los campos de Moab, frente a Jericó

Éstos son los mandamientos y ordenanzas que, por medio de Moisés, dio el Señor a los israelitas en las llanuras de Moab, cerca del Jordán, a la altura de Jericó. (Num 36:13)

Una nota especial para esta ciudad: Jericó. Fue la primera ciudad que conquistaron al ingresar a la tierra prometida, al lugar especial que Dios tenia para ellos.

En el capitulo 2, encontramos la disposición de las tribus de Israel en el campamento, según el orden del mismo Dios. Entorno al tabernáculo, cada uno bajo su estandarte y en su lugar en los cuatro puntos cardinales.

En el capitulo 10, Dios da el elemento final en la preparación para la marcha–à la señal de las trompetas.

Mientras que la visión de la nube, que encontramos en Cap 9: 17

 Y cuando la nube se levantaba de sobre la tienda, enseguida los hijos de Israel partían; y en el lugar donde la nube se detenía, allí acampaban los hijos de Israel. (Num 9:17)

Indicaba lo que había que hacer-à marchar!! , las trompetas les mostraban el como hacerlo.

No era tarea fácil, mover un campamento de 2 millones de personas, trasladar una estructura como la del tabernáculo más todas las tiendas donde moraban.

Las trompetas habían de sonar para:

  1. Convocar a toda la congregación (vs 2) «Hazte dos trompetas de plata labrada, y úsalas para reunir al pueblo acampado y para dar la señal de ponerse en marcha. En Joel 2: 15 encontramos el anuncio de hacer sonar trompeta para santificar ayuno y convocar asamblea solemne.
  2. Para que su sonido no sea confuso debía de distinguirse entre el sonido para convocar a los príncipes de las tribus, se toque una sola trompeta. Pero si ha de reunirse toda la congregación, entonces se debía tocar las dos trompetas
  3. Para ponerse en marcha, para que cada escuadrón supiese cuando había de moverse, en este caso las trompetas debian sonar con toque de alarma (vs 5)

Al primer toque de avance, se pondrán en marcha las tribus que acampan al este

Este toque significaba una sucesión de notas cortas, agudas, y separadas (heb teruah)

También sonaba así, alarma, cuando el pueblo era convocado para implorar el favor de Dios ante la inminencia de sus juicios.

Mientras que para convocar a asamblea era un sonido igual y continuo (vs 7)

 

 

  1. Asi se animaban para salir a la guerra, (vs 9)

Cuando estén ya en su propia tierra y tengan que salir a la guerra contra el enemigo opresor, las trompetas darán la señal de combate. Entonces el Señor se acordará de ustedes y los salvará de sus enemigos.

Esto les da a las trompetas una función militar,

 

  1. Igualmente se usaban para dar solemnidad a las fiestas sagradas (vs 10)

Asimismo, en el día de vuestra alegría, en vuestras fiestas señaladas[a]y en el primer día de vuestros meses, tocaréis las trompetas durante vuestros holocaustos y durante los sacrificios de vuestras ofrendas de paz; y serán para vosotros como recordatorio delante de vuestro Dios. Yo soy el Señor vuestro Dios.

Además de un función ceremonial.

Esto nos muestra que el trabajo santo ha de hacerse con gozo santo.

Aplicaciones espirituales.

Nos transmite un mensaje claro: Veraz, cierto y oportuno. 1 Co 14:8

  1. Alarma: atentos ante nuestros enemigos
  2. Congregarse en el tabernáculo
  3. Trasladarse: acción movimiento

LO ENCONTRAMOS EN SU PALABRA.

Nos define un orden de movimiento:

  1. Ubicándonos
  2. Dando las prioridades

Como cada tribu sabia donde ubicarse en torno al tabernáculo y cuando y como ordenarse para la marcha, por ejemplo:

 

TOQUE              TRIBU

Primer                   Judá

Segundo               Rubén

Tercero                 Efraín

Cuarto                  Dan

Nos habla de LA COMUNION

Clamar para la intervención divina

  1. En guerra: Efesios 6:10

Por lo demás, hermanos míos, significa: “en lo que se refiere a las demás cosas y retos de la vida”…

Fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

Nos habla de LA ORACION

Como nos invita Jesús, en la pluma del relato de Lucas 11: 1-4 y 9-10

 

PEDIR————à

 

BUSCAR———-à para HALLAR

 

LLAMAR——–à PARA QUE SEA ABIERTO

 

A UN DIOS SOBERANO

A UN PADRE PRESENTE

A UN JUEZ JUSTO

A UN SANTO REY

A UN DIOS PERDONADOR

A UN SOBERANO LIBERTADOR.

 

 

ADRIAN MALLA

DIVISIONES ………por Adrián Malla

Leopold Kronecker, matemático alemán, hijo de un comerciante judío, que con el tiempo se convertiría al cristianismo, dijo sobre la matemática “Dios hizo los números enteros, el resto es obra del hombre.”

Me pareció correcta presentar esta apreciación para comenzar este mensaje. Y lo podemos ver en este ejemplo matemático de números enteros

1000 + 1000= 2000; 1000 x 1000= 1000000; 1000 – 1000= 0; 1000/1000= 1.

Bueno en realidad no es para llegar a ser un científico estas cuentas.

Pero me llama la atención los resultados y me gustaría que lo viéramos estos resultados como si fuera una asamblea:

SUMAR: implicaría un crecimiento constante pero pausado

MULTIPLICAR: podría decir que es un crecimiento explosivo con una iglesia con propósitos firmes.

RESTAR: el lamentable cierre por distintos motivos de asambleas ciegas, sin objetivos o sin incentivos para que otros puedan tomar la responsabilidad en el ministerio. Iglesias donde las actividades que se efectúan son humanas y no espirituales.

DIVISIÓN: me llamó la atención el resultado: UNO ¿Qué podemos decir al respecto? Que es la presencia del ego en una persona que desea tener la autoridad sobre la iglesia.

El Señor Jesucristo en su divina sabiduría hizo una pregunta a sus discípulos:

Mateo 16:15-19 15Él les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? 16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. 17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

¿Simón Pedro había entendido plenamente el mensaje para dar la respuesta correcta? En realidad no fue así. Sino que se tenía que presentar la revelación Celestial para que todo ese maravilloso grupo de discípulos – apóstoles pudieran reconocer uno de los mensajes centrales del comienzo de la iglesia, inclusive Judas Iscariote lo escuchaba.

Entrado en el tema veamos lo que dice la Real Academia Española sobre lo que es la división.

DIVISION: SU SIGNIFICADO

  • Separación o partición de un todo en partes o en grupos.
  • Reparto entre varias personas.
  • Desacuerdo, desunión o enfrentamiento entre personas.
  • Desunir, sembrar discordia
  •  
  • ¿POR QUE SE PRODUCEN LAS DIVISIONES?¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo? Encontramos acá cuatro personas mencionadas, los quizá decían:Otros decían “¿Viste ese joven que vino? Creo que se llama Apolos ¡Y tiene una elocuencia para hablar! Y encima fue preparado por aquel matrimonio Priscila y Aquila”Otros decían: “Yo soy de Cristo. No nos podemos juntar con los otros. ¿Qué los gentiles se salvan? ¡No puede ser! ¿Seguir la ley? ¡No! Nosotros solo seguimos a Cristo”

 

  • No obstante esto Pablo da tres preguntas retóricas
  • Otros eran muy rectos y dogmáticos con las tradiciones tal es así que decían: “Yo soy de Cefas – nada de Pedro ni de Simón – él sí tiene un ministerio entre nosotros los judíos. La ley ante todo es lo que Dios nos estableció”.
  • “Me encanta que los gentiles conozcan al Señor por eso sigo a Pablo ¡Qué poder de Palabra!”
  • Muchos piensan que “iglesias eran las de antes” pero como decía Samuel Pérez Millos “si crees que nunca paso en la iglesia lo que sucede en la actualidad, fíjate en lo que sucedía en la iglesia primitiva”
  • 1 Corintios 1. 10-13 10 Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. 11 Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay entre vosotros contiendas. 12 Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. 13 ¿Acaso está dividido Cristo?
    1. ¿Está Cristo dividido? Pablo promueve la unidad absoluta de la iglesia de Corinto. No se puede dividir el cuerpo del Señor. Él les hace mirar la cabeza de la iglesia porque honra al Señor.
    2. ¿Fue Pablo crucificado por vosotros? ¡Qué absurdo! Pablo dice si creen en mi nunca hubiesen sido salvos. La iglesia no está fundada en hombres pecadores sino en el que murió en la cruz. En el que derramó su sangre. En el que resucitó. Pablo les gritaba a sus hermanos: “¡No iglesia de Corinto, no me sigan a mí porque solo soy un vil pecador redimido!”
    3. ¿Fuisteis bautizados en el nombre de Pablo? El bautismo significa que uno se identifica completamente con la persona en cuyo nombre se bautiza. Si se llegan a parecer a mí no serían nada, pero cuando uno se toma de la mano del Señor y le sigue les puedo decir “Sean imitadores de mí, así como yo de Cristo” Pablo escribiría: 1 Corintios 3.9 Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios. Pablo no tomó esa óptica sino que enfrentó el problema. Claramente les menciona las tres situaciones que se presentan en una asamblea que puede producir divisiones y que netamente es producto del ego carnal mientras que la verdadera iglesia es espiritual.¡Qué triste es ver hermanos discutiendo sobre lo que está bien o mal a su propio criterio y no al criterio divino!¡Cuánto debemos pensar en cada una de aquellas personas que no han creído en el Señor y que nuestra niñez espiritual sólo produce un rechazo a la Palabra que es viva y eficaz!En definitiva debemos orar para que en la iglesia del Señor deje de existir estas competencias y nos sometamos ante la poderosa mano del Dios y sigamos su palabra que nos dice en Romanos 12: 9-10 El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno. Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.
    4. ¡Qué lamentable es observar que muchos pueden irse al infierno mismo por nuestra falta de humillación ante la persona del Señor!
    5. ¡Qué tristeza es observar cómo las divisiones se van transformando en uno de los peores testimonios para los inconversos!
    6. Definimos las tres emociones que nos presenta el apóstol como que los celos son una respuesta emocional que surge cuando una persona percibe una amenaza hacia algo que considera como propio. Mientras que la contienda es una pelea, riña, una discusión y por último la disensión es las diferencias entre varias personas en los pareceres o en los propósitos.
    7. Muchas asambleas participan de estas situaciones y muchos líderes lo dejan pasar como diciendo: “Ya se le pasará. Oremos por esa persona”.
    8. 1 Corintios 3:3 porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?
    9. Entonces Pablo les comienza a manifestar que una división es producto de los egos de los hombres. Y eso es el producto de la carnalidad que vivían en Corinto.

El mundo en que está inmersa la iglesia del Señor se encuentra vapuleada por la falta de comunicación, la falta de interés, las opiniones no alcanzadas a dar en su totalidad porque las interrupciones son constantes. No hace falta más que observar distintos programas de televisión sobre entrevistas que cada uno tiene su opinión, lo cual es bueno, pero nunca dejan que terminen la opinión para llegar a un consenso en el tema que se está abordando.

Las mismas situaciones de desavenencias ya estuvieron en la iglesia primitiva en cuanto a lo espiritual y la iglesia actual no puede quedar afuera de ello por cuanto todos somos pecadores redimidos pero la carnalidad de nuestras vidas aflora en muchas oportunidades.

Para ello me enfocaré dos situaciones que sucedieron y suceden en las iglesias y que pueden llevar a las divisiones a pesar que existen muchas más situaciones que afecten a la iglesia.

En muchas oportunidades se observa diferencias en los hermanos y algunos, tomándose de estas diferencias tratan de hacer como decía mi abuela un “ranchito aparte” porque tienen diferencias en los criterios para llevar adelante una congregación.

Y esto se demuestra en la forma de interpretar las Escrituras.

Algunos dicen hay que volver a la iglesia primitiva haciendo cultos casa por casa y la iglesia va perdiendo hermanos que se congreguen porque los mismos están en esas células. Toda célula es buena si es direccionada desde la iglesia no desde la casa de alguien en particular.

Pero cuando los responsables de la obra desean participar aparecen los Diótrefes. Hermanos que se adueñan de la obra del Señor

Dice por ejemplo 1 Juan 1.9-10 9 Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe. 10 Por esta causa, si yo fuere, recordaré las obras que hace parloteando con palabras malignas contra nosotros; y no contento con estas cosas, no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe, y los expulsa de la iglesia.

Muchos desean tanto ser reconocidos que forman su propio culto a imagen y semejanza de ellos, con el agravante que pueden llevar a muchos hermanos a alejarse de la iglesia por preferir esos cultos.

Son aquellos que son murmuradores de las autoridades establecidas en la iglesia por diferencias más bien personales que de otra índole.

Diótrefes tenía esta característica no recibía a los hermanos y tomaba autoridad sobre otros que sí deseaban recibirlos directamente expulsándolos de la iglesia.

Ellos se encuentran inmersos en aquella frase de Filipo de Macedonia que dijo “divide y vencerás”, pero más tarde se toma como “divide y reinarás”

Me gustaría contemplar la división porque no se habla la misma doctrina

1 Timoteo 1.3 Como te rogué que te quedases en Efeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina,

Si hay algo que debe defenderse a lo sumo. Aún hasta la última gota de nuestra sangre, a los cual no hemos, llegado aún, es la defensa de la Sana Doctrina.

Es sumamente importante la enseñanza de la Palabra de Dios conforme a la edad de creyente y no de acuerdo a la edad vivida.

Muchas veces estas situaciones provocan que los que deben comer papilla por ser recién convertidos se le provea manjares y se desalienten. O brindar papillas a los que ya deben gastar sus energías en el ministerio lo cual también desalienta.

Muchas veces se enseña falsas doctrinas por desconocimiento. El hombre de Dios debe estar preparado para presentar defensa, preparado para toda buena obra. Pero si no lo capacitamos nunca llegará a crecer en el camino del Señor.

Muchas personas no estudian la Palabra sino que solamente bajan de Internet un mensaje y eso es lo que consumen y hasta, muchas veces, lo manifiestan en público sin saber siquiera cuál es la doctrina que sigue la persona que escribió ese mensaje o la iglesia a que asiste.

Debemos los mayorcitos espirituales comprender que Dios nos ha colocado sin ser ancianos o diáconos para ayudar a nuestros hermanos más jóvenes en las primeras armas. Alentar a los que comienzan el ministerio, pero también a sentarnos a su lado para explicarles con claridad los errores doctrinales que puedan tener.

Si el Señor Jesucristo nos dejó ejemplo de sentarse con su pueblo o con un gadareno o con el necesitado ¿Por qué nosotros no lo hacemos?

Debemos cada día enseñar más y más que toda la Escritura es inspirada por Dios y toda la Escritura es útil. Enseñar que los hermanos deben dar consejos santos que solo se pueden brindar con el conocimiento de la Palabra de Dios y nunca con nuestros pareceres humanos.

La gran pregunta entonces es ¿Quién causa las divisiones? Podemos sintetizar en un pequeño bosquejo lo que dijo el Señor Jesucristo referente al actuar del enemigo de las almas y Su Sublime Persona

Juan 10.10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

  1. ¿Qué quiere hurtar?
    1. Si no tuviéramos algo importante el ladrón no viene
    2. El desea hurtar
      1. La comunión
      2. El amor entre hermanos
      3. La unidad
      4. La libertad de opinión pero sujetos a la Palabra
  2. ¿Qué desea matar? Un muerto no se mueve
    1. El testimonio
    2. Las relaciones entre hermanos
    3. El deseo del servicio al Señor
    4. Que con nuestra actitud muchos no acepten al Señor
  3. ¿Qué desea destruir?
    1. La Obra del Señor
    2. El criterio o doctrina bíblica
    3. El ánimo pronto
    4. La paz en la iglesia

Podemos entonces preguntarnos ¿En qué nos equivocamos? En que el Señor Jesucristo dijo yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

El sentido de su venida es que nuestra vida provoque un cambio rotundo. Que lo reconozcamos en cada actividad que hagamos, en cada actitud que tomemos o en cada decisión que debamos tomar.

Nos equivocamos por lo menos en tres cosas de acuerdo al pasaje de Mateo 16.13 al 18.

  1. En no reconocer a Jesucristo como nuestro Señor. No le damos la primicia de nuestras vidas.
  2. En considerar a otros ministerios como mejores en vez de luchar por provocar los cambios en nuestra asamblea libre de críticas malintencionadas.
  3. En creer que es “MI IGLESIA” separada de los mandatos del Señor y NO “SU IGLESIA” poderosa, inmaculada y eterna.

Me sigo preguntando: entonces cuando estamos en esta situación ¿Qué debemos hacer?

Pedro, aquél que lo reconoció como el Hijo de Dios viviente, aquel que dijo ¿A quién iremos? Aquel que dijo daría su vida pero también aquel que lo negó, dejó escrita la solución para evitar divisiones

1 Pedro 5.6-7 6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; 7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

Una persona humilde será exaltada en los tiempos del Señor sin necesidad de provocar divisiones. Una persona humillada ante la persona del Rey de reyes será tenida en cuenta para que la gloria de Dios se manifieste en las personas que le escuchen porque el siervo refleja la imagen del Señor y todo lo que hace es dando el ejemplo de una vida victoriosa en el Señor

Que el Señor les bendiga.

 

Harry Adrian Malla

La Rioja – Argentina

hamallae@hotmail.com

JUANI PELLIZA

LA ESTRATEGIA PARA DIVIDIRNOS (El orgullo)…por Juani Pelliza

LA ESTRATEGIA PARA DIVIDIRNOS (El orgullo)

Cuando el enemigo no nos divida en credos falsos, cuando no lo haga detrás de hombres, cuando no lo logre detrás de pecados y fallas de unos, lo hará con él. Con quien? Con el orgullo.

Por que dos personas que hacen lo mismo trabajarían juntas? Quien mandaría? Quien acostumbrado a hacer las cosas así optaría por hacerlas asá? Por que y bajo que circunstancia?
Por que él y no yo, por que a él mas y a mi no, porque el, ellos, estos, aquellos, “Todo se debería hacer distinto”. El orgullo.
La humildad, santo remedio. Un antidoto y una caricia de parte de nuestro Dios…

Quizá con heridas previas, con cosas por hablar, con momentos de sentarse a charlar y también de orar, pero que sorpresa! Cuando quien no siente que no podría ceder en nada ante otro, decide probar…

“Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.” Filipenses 2:3‭-‬11

Que el Señor te bendiga! !!

DANIEL PEREZ CLIFFE

VOLVER…….Por Daniel Perez Cliffe

“Mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os querés volver a esclavizar?” Gálatas 4:9 (RVR)

Volver

Uno de los tangos más famosos de Gardel, es “Volver” que dice en su parte más conocida “Volver, con la frente marchita, las nieves del tiempo, platearon mi sien.”  Hablando de alguien que fue a Paris buscando encontrar la vida, sin darse cuenta que la tenía en Buenos Aires, y se da cuenta del tiempo perdido cuando regresa cansado y con más años a su tierra natal.

Estaba leyendo la carta a los gálatas y sentí la misma sensación. Como la de un hombre apoyado en la baranda del barco viendo el puerto de Buenos Aires, y añorando no haber perdido tanto tiempo en pavadas, sin poder disfrutar de lo verdaderamente valioso.

Pablo habla de lo mismo en este texto maravilloso,  y se asombra que los gálatas no se den cuenta de la tontería que estaban cometiendo. ¡Cristo nos libertó de la esclavitud del pecado y de la condenación de nuestros viejos hábitos! Nos dio vida y libertad, y la plenitud de su compañía. Sin embargo, como el puerco, nos tira de volver de nuevo al barro donde estábamos.

A los gálatas les atraía los viejos rudimentos de las costumbres judías. Y le agregaban a la salvación de Jesucristo, costumbres humanas y cargas pesadas de llevar. Una pavada que ni ellos mismos podían cumplir.

Nosotros, tantos años después, lejos de atarnos a costumbres religiosas, nos enfocamos equivocadamente en tratar de divertirnos a toda costa, a pasarla lo mejor posible, a disfrutar de la vida, sin medir las consecuencias. Dios no puede ser burlado. El demanda santidad de parte nuestra, y su salvación preciosa y gratuita tiene asociada la responsabilidad de una vida respetable.

Pero vivimos tan al limite que no nos importa. Vivimos a veces una doble vida, cantando algo en la iglesia, y viviendo otra cosa los días de semana, volviendo al barro del pecado y de los malos habitos que Dios condena.  Y parece que no nos importa. Nos reímos de nuestra dualidad y no nos damos cuenta del dolor que le causamos a nuestro Dios con nuestra negligencia. Somos indiferentes a los pedidos divinos de compromiso y santidad, y nos burlamos de los que viven santa y moralmente.  Está mal. Cambiá.

REFLEXIÓN – Es tiempo de volver.

DAVID MULKI

TRANSFORMADOS ….por David Mulki

Dios no necesita “TIEMPO” para ser fiel; pero si LO UTILIZA para… enseñarnos y transformarnos
“Me dijo el Señor: Ve y comprate un cinturon de lino y pontelo en la cintura, pero no lo metas en agua. Conforme a las instrucciones del Señor, compre el cinturon y me lo puse en la cintura. Me dijo “por segunda vez”: “toma el cinturon que has comprado y tienes puesto en la cintura, y ve a Perat y escondelo alli, en la grieta de una roca”. Fui entonces a Perat y lo escondi, tal como el Señor me habia ordenado.Al cabo de muchos dias, el Señor me dijo: “Ve a Perat y busca el cinturon que te mande a esconder alli”. FUI a Perat, CAVE y SAQUE el cinturon del lugar donde lo habia escondido, PERO YA ESTABA PODRIDO Y NO SERVIA PARA NADA. Entonces me dijo el Señor: DE ESTA MISMA MANERA…….esta mi pueblo……Son como ESTE CINTURON que no sirve mas para NADA. (Jeremias 13:1-11)

  • Dios siempre busco comunicarse con el hombre, desde el Eden mismo se lo ve “interesado” por Su criatura, Su Creacion. Generalmente lo hacia en forma AUDIBLE, como ocurria con Adan, a quien lo buscaba entre los arboles del Huerto paseandose de mañana. Luego nos hablo por medio de Su Hijo, relata Hebreos, y conocemos muy bien que hoy El nos habla por medio de Su Palabra con la “participacion” ejemplar de Dios…El Espiritu Santo. Pero debemos comprender tambien que “EL LENGUAJE de Dios es AMPLIO, y no solo se compone de palabras”. El utiliza para comunicarse y ENSEÑARNOS, otros factores importantes relacionados con Su Terapia: UNO DE ELLOS es “EL TIEMPO”.
  • JAMAS se nos debe cruzar por la mente que Dios “necesite tiempo para ser fiel con nosotros”. TODAS Sus Promesas son en El SI, y en El, AMEN. El es el Dueño de todo. David proclamaba que “De Jehova es la Tierra y su plenitud, el mundo y los que en el habitan” (Sal.24). Hageo les gritaba con pasion: “Mia es la plata y mio es el oro, dice Jehova de los ejercitos”. El no necesita…El…ES. Si hoy tu estas siendo probado y hay angustia en tu corazon porque las cosas “no estan saliendo como quieres o pides”, no pienses mal de EL, que no te escucha; que se ha olvidado de ti; o esta mas ocupado por …el otro lado del mundo. Si la respuesta SE DEMORA, no pienses que Dios esta buscando los “recursos”. Mas bien concentrate en que los recursos SIEMPRE ESTUVIERON, pero El desea “modificar” areas de tu vida primeramente. De ahi la frase que es “TITULO” De esta nota:”

Dios no necesita TIEMPO para ser fiel. Utiliza SI “tiempo” para MODIFICAR nuestra vida

La historia de Jeremias lo AVALA. Hasta me animo a decir que un Jeremias habia en los doce primeros capitulos. Pero “otro Jeremias” resurgio de aquellas cenizas a orillas de Perat, o el Eufrates. El primer Jeremias era obediente, pero al mismo tiempo “no tan conciente”. Profecia que recibia la lanzaba “tal cual”. Pero no sentia el, lo que Su Dios sentia. Podia profetizar contra ellos y despues…compartir un asadito. Era obediente pero “no doliente”. Entonces observamos como el Señor decide modificar su corazon. Dios necesita no solo siervos fieles; sino siervos que compartan “el corazon de Dios”.
Y no le importo a Dios atrasar Sus Proyectos con tal que Su profeta tenga el mismo sentir que El. Le hizo comprar un cinto, lo hizo viajar A PIE muchos kilometros, lo hizo cavar y esconder el cinto en una hendidura de la roca, y JAMAS SUPO Jeremias “para que hacia todo eso”. Que tal? Feo no? Que alguien te haga gastar dinero, viajar mucho y encima esconder lo que te costo “bastante”, como es el Lino, para NO RECIBIR ningun tipo de explicacion!! Eso no termina AHI!! Escucha esta frase:
“Despues de MUCHOS DIAS…….” Eso representan meses o algunos años!! Tanto invierte el Señor en uno? No habra acaso otros metodos mas sencillos para que yo pueda SENTIR LO QUE SIENTE MI DIOS? Dios necesitaba que Jeremias saque conclusiones. Cuando las saque…ACTUO YOOOO, dice Dios. Y Asi fue nomas!! Le dijo al profeta “despues de mucho tiempo”: JERE, te acordas cuando saliste de mochilero para el este? Bueno, quiero que vayas ahora otra vez. Y fue nomas el pobre, porque si hay que reconocer algo de Jeremias, era que fue siempre obediente, pero….eso a Dios no le alcanza. Cavo, y saco el cinto y sus conclusiones no se demoraron en aparecer: (lo habra olido, manoseado un poco y se deshacia entre sus manos) y proclamo:
“Esto esta REPODRIDO!! No sirve MAS PARA NADA!!”. Al toque Dios le habla diciendo: Bueno, muchacho. tu conclusion es la MIA. Tu sentir por ese cinto es el Mio por Israel; AMBOS tienen el mismo olor; ambos nos dan ASCO.. A partir de ese momento, escuche hermano, recien alli…Dios y Jeremias SINTIERON lo mismo. Para Dios un verdadero LOGRO, para el profeta un cambio direccional en su ministerio publico. Alli nacia el OTRO JEREMIAS, el que penso, busco y necesito Dios. EL Señor usa un LENGUAJE muy personal cuando las palabras…….no alcanzan; cuando ya todo parece perdido. El lenguaje del TIEMPO hace la diferencia.